Cómo publicar y redactar un artículo en WordPress

WordPress es una de las herramientas ‘blogeras’ más eficiente del emergente mercado del blog. Su facilidad de uso y su comodidad en la gestión de contenidos le han convertido en uno de los sistemas preferidos para la creación de blogs tanto para los aficionados como para los profesionales de la red. Éste imprescindible gestor de contenidos ofrece multitud de recursos: la distribución de los artículos en categorías, sub-categorías y etiquetas; la disposición de los post en tres estados de referencia – Published (publicado), Pending review (pendiente de revisión) y Draft (borrador); admite comentarios, enlaces permanentes y plugins. En definitiva, un sistema con el que crear un blog de forma fácil y segura.

Para aquel que se inicia en el mundo ‘blogero’ y haya elegido o se haya encontrado con este gestor como herramienta de trabajo le describiremos paso a paso como publicar y redactar un artículo.

Para empezar es necesario conocer el usuario y la contraseña que le van a permitir acceder a la página del administrador. Este espacio será donde llevará a cabo la lectura, la revisión y, por último, la publicación del artículo que se desea colgar. Si es usted el que creó el blog sabrá, obviamente, ambos datos, pero si es un colaborador requerirá el permiso del creador, éste le indicará cuál es el usuario y cuál es la clave. Una vez zanjado este detalle usted se encontrará ante la pantalla de administración.

A continuación, podrá ver el número de post que ha recibido la página (blog) y el estado en que se encuentra cada uno de éstos: publicado, borrador o pendiente de revisión. Si pincha sobre el titular de uno de los artículos en estado borrador, podrá leerlo y, de esta manera, llevar a cabo la revisión del contenido. En este punto nos tomaremos el tiempo que sea necesario para examinar de forma conveniente cada escrito, basándonos en tres criterios: tema, estilo y ortografía-gramática.

Tema

En este apartado daremos alguna indicación sobre cómo averiguar que temática es la más acertada. Para ello debemos considerar cual es el perfil de la página; esto es, hay que tener en cuenta el tema general del blog, por ejemplo, en ciencias.es consideraremos artículos de carácter científico. Pero además, debemos valorar otros rasgos destacados: la actualidad de la propuesta (si es o no reciente), si tiene interés para el público al que va destinada la página, si es original el tema o, inclusive, si el contenido es necesario, es decir, si se trata de un asunto que por su relevancia se quiere hacer llegar a los lectores. Esto último, a pesar de tener un fuerte componente subjetivo, es de vital importancia ya que este elemento representará un rasgo distintivo que permitirá al medio-blog ser reconocido y, por tanto, diferenciado del resto de blogs.

Estilo

Para crear una imagen reconocible es necesario dominar el contexto formal de la página. Cada blog ofrece unas características estéticas concretas (tipografías, el uso del color y de la imagen), una distribución particular de los espacios y un tono más o menos formal y especializado de sus contenidos. Cuando estos factores se tienen en cuenta es fácil elegir aquellos escritos que podrían encajar de mejor manera.

Revisión ortográfica y gramatical

Esta fase estará definida por el lenguaje empleado en la publicación general, en este caso el español. Para poder realizar correctamente esta labor son indispensables dos herramientas: el diccionario de la lengua española (vigésima segunda edición) y el diccionario panhispánico de dudas. Debido a que esta lengua es empleada por una gran cantidad de países, se han ido añadiendo y sustituyendo palabras, expresiones y estructuras gramaticales que la han ido modificando. Esto requiere una unificación del contenido lingüístico y para eso se debe elegir que lenguaje o variación lingüística se quiere seguir. Una vez seleccionado debemos reconocer en los escritos que nos envían si se han empleado recursos modificados que dificulten su comprensión. En este punto será necesario indicar al redactor que debe sustituir estos términos, o bien, se buscará la correlación de la palabra o frase en estos diccionarios y se cambiará evitando modificar el sentido de la frase original (siempre con el permiso del redactor)

Si el artículo supera el control de calidad nos dispondremos a publicarlo. Antes de esto, maquetaremos el contenido usando los recursos del gestor WordPress, añadiendo imágenes y dándole un formato reconocible, según los criterios de nuestra publicación. A continuación, pre-visualizaremos el resultado y, si tras una segunda revisión comprobamos que todo está correcto, publicaremos el artículo en el blog pinchando en la pestaña publicar, el estado de ese post pasará de borrador o pendiente de revisión a publicado.

Por lo tanto, siguiendo estas sencillas pautas de uso podrá revisar y publicar artículos a través de WordPress de manera eficiente, creando un modelo de actuación que le servirá para agilizar su trabajo como administrador de contenidos y garantizará la calidad y la identidad del blog.

(Visited 100 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*