Dotar de estilo al blog

Tras activar un espacio web, es el momento de definir el estilo, de escribir para mis lectores con una forma personal. Necesitamos realizar una comunicación útil, directa y sencilla, cuidando el lenguaje y la estructura.

Debemos dotar de contenido nuestro blog, escribir, informar, comunicar. El procedimiento no es el mismo que para la prensa escrita en papel, la web tiene sus peculiaridades, considerando siempre el papel activo de los lectores. Si queremos que éstos nos continúen leyendo tenemos que usar un vocabulario sencillo, accesible para todos, cercano.

En la escritura periodística se aprende a redactar según el estilo de la pirámide invertida, siguiendo un orden de mayor a menor interés. Además, al ofrecer información sobre algo hay que tener en cuenta siempre las 5 W: what (qué), who (quién), how (cómo), when (cuándo), where (dónde); en cambio, en la web esta regla se puede modificar adaptando la estructura al tipo de blog.

Estilo personal

Al escribir para un blog nos tenemos que olvidar de muchas reglas periodísticas sobre el estilo. Vamos a dotar a nuestro espacio de una forma peculiar de escribir y de estructurar los artículos que nos distinga del resto. Los usuarios de Internet realizan una comunicación activa, en la que también participan, seleccionan qué quieren leer.

Debido a esto último, debemos tener en cuenta no fatigarles, no agobiarles con párrafos demasiado largos. Hay que expresar una idea por cada párrafo con una extensión máxima de 6 líneas, lo que equivaldría a la mitad en papel. No es bueno estructurar en bloques grandes, sino dar ligereza a nuestra página. Recordemos que los lectores suelen recorrer con la vista la pantalla completa para saber si les interesa.

Consejos clave

Además de lo que hemos ido describiendo, el estilo de nuestro blog debe llevar al usuario a llegar al tema de nuestro artículo rápidamente. No es bueno enrevesar mucho el hilo argumental hasta llegar al aspecto que queremos tratar, sino llegar a él pronto, adentrarnos en la cuestión central sin tener que desplazarse por la pantalla.

Otro aspecto muy importante para el estilo son los títulos. Si elegimos un título para el artículo o el blog que sea impactante, debe ir acompañado de un subtítulo explicativo. Si escogemos una opción sencilla para titular una composición, debe ser con algo específico e informativo. Los ladillos se rigen por el mismo patrón: impactantes, que inviten a seguir leyendo, pero sencillos, claros y explicativos.

(Visited 59 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*