ESCRIBIR MANGA: Idea y Argumento

No tiene por qué resultar difícil encontrar una idea para trabajar con ella. Absolutamente todo lo que nos rodea nos puede dar una idea, puede encender la “chispa” de nuestra imaginación para crear algo o partir de ahí. Por dicho motivo, nunca está de más llevar encima una libreta y un lápiz. La idea puede surgir de una frase, de tu vida, de la televisión, de una imagen, del arte… No tiene por qué llegar de repente toda la trama de la historia a tu mente, sólo tiene que despertar tu interés para su posterior estudio. Tampoco tiene por qué ser de un tema concreto… la temática del manga es de lo más variada posible y siempre habrá algún género al que se ajuste tu historia.

Una vez que la idea surge hay que valorarla para ver si es válida. Lo primero, y más importante, es que resulte interesante para el propio artista, ya que tendrá que dedicar horas a desarrollarla.

Sobre el plagio: ¿Nunca te has fijado en que cuando algo tiene éxito enseguida salen “clones”? Sin embargo, estos clones nunca son una copia literal, tienen sus variaciones. O sea que la idea de un artista puede ser fuente de inspiración sin que por ello deba suponer plagio.

ARGUMENTO

Una vez que tenemos la idea tenemos que comenzar a desarrollar el argumento, o sea, qué queremos contar de esa idea y cómo vamos a hacerlo. Lo más básico son tres cuestiones principales:

  • Los personajes: su diseño, su caracter, sus datos básicos.
  • Ambientación: dónde y cuando va a suceder la historia.
  • Género: ¿drama?, ¿comedia?, ¿romántica?… La misma historia puede tener distintos enfoques según la predilección del artista.

EL FORMATO

Ya tenemos la idea y el argumento, ahora le toca el turno al formato. Según el tipo de historia que vayamos a contar, nos puede convenir uno u otro formato, por eso es recomendable, para poder escoger mejor, conocer los distintos tipos de formatos que existen. Los básicos son los siguientes:

  • Tiras, chistes o páginas cómicas insertadas en otras publicaciones (revistas, periódicos…)
  • Comic-book; cuadernillos de 24 a 32 páginas. Este formato es típico en los cómics americanos.
  • Tomos de 96 a 200 páginas en blanco y negro.
  • Por entregas en revistas.

Los formatos más típicos del manga son el zasen (revista) o él tankobon (tomo recopilatorio).

Los formatos cortos son ideales para chistes, sátiras, crítica social, anécdotas. En el manga también es habitual el formato de 4 ó 5 páginas utilizado en obras como Shinchan (de Yoshito Usui). El chiste en una viñeta es un tema característico de la prensa. La tira cómica consta de unas 4 viñetas y, en Japón, se denomina Yon koma (4 viñetas), éstas dan para plantear la historia, tienen ritmo narrativo, acción y reacción. Con respecto al tamaño página, su principal ventaja es que permite jugar con la composición de las viñetas. Los formatos largos tienen un mínimo de 16 páginas y pueden ser de publicación semanal, quincenal o mensual; su duración estará supeditada normalmente al éxito que tenga la historia.

En el próximo artículo hablaremos sobre el guión.

(Visited 1.110 times, 1 visits today)

4 Comments

  • luciano dice:

    Hola soy un dibujante manga uruguayo que no sabe mucho de escrivir y me intereso mucho los dos articulos quisiera saber si hay manera de contactarme con alguno de ustedes

  • martin rodriguez dice:

    soy dibujante, y quisiera saber acerca de ustedes,,,,

  • yasha dice:

    Gracias por estos consejos… me servirán de mucho para el momento que decida hacer un manga…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*