Normas formales de estilo

Cuando un blog cuenta con varios redactores, se debe dar una coherencia en el estilo a todos los artículos. Da muy mala impresión que los artículos tengan diferencias estilísticas de bulto. Por eso, aquí os proponemos una serie de pautas que deben cumplirse para que la única diferencia entre los artículos sea el toque personal en la expresión de cada redactor. Y eso debe permanecer intacto.

Algunos consejos

1- Editar siempre en HTML. Si el texto se copia de un procesador como Word, se debe pegar en HTML y aplicar los cambios. Si editamos en Visual se consevará el tipo de letra en que lo escribimos y no coincidirá con el del blog.

2- Rellenar siempre el Extracto con un resumen del contenido del texto de unas 3-6 líneas. Cuando el artículo salga publicado, el Extracto aparecerá al principio en negrita. Así pues, debe cumplir la función de entradilla.

3- Seguir la estructura de pirámide invertida. Es decir, ir de lo más importante a lo más prescindible. De esta manera nos aseguramos que si el lector deja de leer, al menos habrá recibido lo fundamental de la información.

4- Titulares sin punto al final. Ningún medio de comunicación los utiliza y van contra cualquier libro de estilo.

5- Utilizar, al menos, dos ladillos (sin puntos), en negrita y en minúscula. Además, debe dejarse un espacio de línea arriba y abajo de cada ladillo. No pueden tener más de 5-6 palabras y debe servir para guiar la lectura y descargar la concentración de párrafos.

6- Párrafos de no más de 7/8 líneas. Cada vez que se ponga un punto y aparte debe dejarse un espacio de línea hasta el siguiente párrafo. Tampoco debe abusarse de los puntos y aparte y no utilizar el punto y seguido. Esto aligera la lectura y no agobia al receptor.

7- Alineación de texto a la izquierda sin justificar. Si justificamos habrá líneas en que las palabras se queden demasiado separadas. Este fenómeno recibe el nombre de “viudas” y queda muy forzado cuando los espacios son muy grandes.

8- Las palabras van separadas por un solo espacio. Un solo espacio va también detrás de los puntos, las comas, los signos de interrogación y admiración, etc. Pero nunca se debe poner espacio delante de los mismos.

Conclusión

Si todos los redactores de un mismo blog siguen estos consejos, el estilo quedará unificado y se dará una sensación de coherencia. Esta coherencia puede llegar a convertirse en una imagen corporativa si se hace con criterio.

(Visited 119 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*