¿En Facebook funciona el humor o la información?

Foto de facebook.com

Foto de facebook.com

No hace falta utilizar mucho Facebook para darnos cuenta de que los señores y otros grupos están causando furor. Cada día aparecen centenares de grupos nuevos con nombres en forma de sátira a la actualidad, en honor a los grandes tópicos y estereotipos sociales o simplemente apelando al humor de los millones de usuarios que navegan por la Red.

Señores que buscan el humor en Facebook

Cualquier cosa puede ser “facebookeada”: un volcán islandés de nombre impronunciable, el final de la serie más vista de los últimos tiempos, y hasta las señoras con una bolsa de plástico en la cabeza. El caso es causar sorpresa, risa e incitar a clicar en el famoso “Like”, creando un efecto dominó en el que todos sugerimos a nuestros amigos el grupo que nos ha hecho reír. Sugerimos risa, difundimos grupos.

El humor siempre ha sido una buena forma de llegar al público, sea cual sea éste. Pero, ¿cuántos de vosotros seguís habitualmente la información que proporcionan los grupos que seguís en Facebook?, o quizá debería preguntar primero si os apuntasteis a esos grupos buscando algún tipo de contenido o por la carcajada inicial que os produjo su nombre.

Y entonces yo me pregunto: ¿qué pasa cuando lo que intentamos es promocionar nuestro blog?

Si te agregué ya no me acuerdo

Particularmente, este tipo de grupos humorísticos los identifico con el “efecto memoria de pez”. Al principio son muy bonitos, te sorprenden, incluso te ríes con ellos y se lo cuentas a todos tus amigos pero, pasadas unas horas, “¿a qué grupo me había apuntado yo?”.

Entonces, como bloggers, ¿son realmente buenos estos grupos para difundir nuestro sitio?, ¿funciona realmente la promoción a través del humor o nos limitamos a pulsar a “Like” al ritmo de la carcajada fácil, para luego olvidamos de que alguna vez nos hicimos de ese grupo?.

Una buena estrategia en Social Media debería plantearse primero estas cuestiones y no sucumbir sin pensar a la moda de los “señores” por el mero hecho de conseguir más seguidores. No sólo buscamos gente que se apunte, buscamos a gente que nos lea, que nos siga y que quiera seguir leyéndonos a largo plazo.

Más allá de que, como ya afirmé en un artículo anterior, considero mucho mejor para la estrategia de un blog crear una página que un grupo, el nombre del grupo o página puede definir también el usuario al que queramos llegar o, mejor dicho, lo que él espere de nosotros según nuestro nombre.

Esto no significa que el nombre no deba llevar humor. Se puede, incluso puede ser bueno, pero siempre sin despistar al usuario. Para hacer la carcajada fácil, ya están otros. ¿Qué tal si los bloggers nos dedicamos a ofrecer contenidos interesantes, con humor o sin él?

Personalmente, prefiero 10 seguidores que me sigan, lean y comenten cada día, a 100 que hagan clic en “Like” para luego olvidarse de que sigo ahí. ¿Y tú?

(Visited 85 times, 1 visits today)

2 Comments

  • No podemos estar más de acuerdo, el otro día reflexionaba sobre esto en una contestación a uno de tus artículos. Es evidente, facebook es el medio de dar a conocer, otra cosa es lo que se dé a conocer. Facebook es el DÓNDE, y por su naturaleza y extensión se convierte en el CÓMO, pero lo interesante, lo que debe atraer de verdad es el QUÉ. Lo que escribimos y cómo lo hacemos es lo que debe importar al visitante. La gracia fácil no atrae, creer que una página tiene 20.000 seguidores no es indicación de nada salvo de que en algún momento 20.000 personas sucumbieron a la gracieta efímera. Que publiquen sus estadísticas de visitas los que se crean que han conquistado el mundo porque tengan miles de admiradores en facebook. El 90% de las páginas creadas en facebook son absolutamente carentes de contenido e interés. Es una impresión, pero no creo que me aleje mucho de la realidad. Un día piqué en “Me gustan los huevos fritos con patatas”, nunca más volví a entrar, y nunca lo haré, porque me hizo gracia aquél día, pero soy plenamente consciente que el asunto no puede ir más allá de eso. Los huevos fritos con patatas se comen, no se leen, ni se ven.
    Lo mejor: el convencimiento en lo que se hace, ser coherente con los pensamientos y ser capaz de transmitirlos.
    Lo peor: creer que en los números grandes está la calidad y la fidelidad. Grave error.
    Un saludo.

  • Elena López Cámara dice:

    El otro día en el comentario te dije que este iría por ahí, que ya estaba pensado, jeje. Realmente tienes toda la razón. Los grupos humorísticos pueden tener su gracia, pero no veo ninguna utilidad y, desde luego, ningún contenido. Como gracia puede estar bien, como estrategia de blogger no la recomiendo en absoluto.
    El gran número en seguidores puede atraer a otros, pero si está basado en el humor de su título, por mucho que atraiga a más personas, el 99% no nos será fiel ni esperará que demos ningún tipo de contenido posterior, ¿de qué nos sirven entonces?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*