Ventajas e inconvenientes de escribir en primera persona

Según el estilo redaccional de cada persona, muchos se ven tentados a escribir sus artículos utilizando la primera persona. Este recurso no es ni bueno ni malo de por sí; es adecuado a veces y no otras. Aquí intentaremos ver cuándo, cómo y sobre todo, dónde se debe utilizar la primera persona a la hora de escribir artículos en blogs de Internet.

En primer lugar, dependerá del tipo de blog. En un blog personal, evidentemente la primera persona es imprescindible. También es verdad que dentro de este tipo de blogs se pueden utilizar otros registros, pero debe primar el personal. También es conveniente usar la primera persona en blogs donde se intercambien experiencias sobre determinados asuntos. Por ejemplo, un blog sobre viajes. Habrá ocasiones en que el lector agradezca un consejo directo de alguien que haya visitado el lugar sobre el que se está hablando. No hay ni que decir que en blogs informativos, salvo extractos de declaraciones de testigos o de protagonistas, las primeras personas suelen dar imagen poco seria.

La primera persona nos permite el recurso de ser combinada con otras oraciones impersonales o en tercera persona, de manera que se introduzcan digresiones a modo de experiencia personal. Cuando esto se hace bien, el resultado está garantizado.

Ventajas de escribir en primera persona

Credibilidad: El hecho de que algo se cuente desde la perspectiva propia hace suponer al lector que quien se la cuenta ha vivido la historia directamente. No escribe de oídas, ni porque lo ha leído por ahí.

Cercanía: La primera persona nos recuerda que quien se comunica con nosotros a través de la fría pantalla del ordenador es otro ser humano con sus inquietudes, deseos y sentimientos.

Distensión: En realidad, esta ventaja depende del tipo de blog. Hay blogs distendidos que requieren de la primera persona y otros en los que no cabe bajo ningún concepto.

Inconvenientes de escribir en primera persona

Poca seriedad: La reiteración de oraciones en primera persona puede dar una imagen de poca profesionalidad; de charla de bar.

Pérdida de peso: Si no se hace adecuadamente o se abusa, la narración pierde fuerza. Si no se combina bien con las oraciones impersonales, rompe totalmente la coherencia. Ocurre que hay quien escribe la conclusión del artículo en primera persona. Esto tampoco es recomendable, pues parece que el autor nos está tratando de convencer de algo o intentando que apliquemos una moraleja.

(Visited 1.105 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*